El Gobierno da vía libre para expropiar cualquier azotea de una comunidad de vecinos para instalar una antena de telefonía móvil, aunque los vecinos estén en contra. Lo recoge la nueva ley de Telecomunicaciones aprobada por PP, PSOE y CiU para “garantizar la cobertura”. Ni siquiera será necesaria licencia municipal ni declaración de impacto ambiental, según ha denunciado el diputado de CHA Chesús Yuste.

Las azoteas ya no son de los vecinos. Una nueva ley aprobada con los votos del PP, PSOE y CiU permite la expropiación para instalar antenas de telefonía. Chesús Yuste, diputado de Chunta Aragonesista, denuncia que la medida “propicia la expropiación automática, menoscaba la competencia municipal y deja a los vecinos en la indefensión más absoluta”.

Asociaciones y consumidores están radicalmente en contra de una ley que consideran escandalosa porque deja a los ciudadanos desamparados. Envueltas siempre en la polémica, aunque ningún estudio científico confirma la relación de las antenas y el aumento de casos de cáncer.

Antenas como las que tiene José Luis tiene en su edificio, donde hace 12 años llegaron a un acuerdo de alquiler con la compañía de telecomunicaciones a cambio de una compensación económica. Ahora la expropiación podría ser forzosa, simplemente si la empresa de telecomunicaciones justifica que la azotea es de interés general. Muchos se preguntan qué precio estamos dispuestos a pagar en favor del desarrollo tecnológico.

Además, el nuevo texto despoja de competencias a los ayuntamientos, encargados hasta ahora de otorgar la licencias municipales. No será necesaria la licencia municipal ni la realización de estudios de impacto ambiental. El objetivo de esta ley es que en 2020 todos los europeos puedan acceder a velocidades de hasta 30 megas. De esta manera el Gobierno da luz verde a la posibilidad de expropiar azoteas.

Fuente: http://www.lasexta.com/